jueves, 27 de diciembre de 2012

Amor circular


Él subió en Lucero, ella en Carpetana. Él la descubrió en Opañel, y por Usera cruzaron sus miradas. En Arganzuela llegaron las risas y en Pacífico se sentaron juntos. Por O´Donnell parecían conocerse de siempre y en República Argentina se robaron el primer beso. En Cuatro Caminos se buscaron sin necesidad de atracos y llegando a Metropolitano se juraron amor eterno. Fue en Moncloa donde nació la primera discusión, en Argüelles los gritos y en Puerta del Ángel, cuando ella se cambió de vagón, el final. Entrando el metro a Lucero él fue a buscarla para empezar de nuevo.


Nota.- En octubre de 2016 este microrrelato apareció en la sección de vídeos de Manu Espada "Micros con micro".

jueves, 20 de diciembre de 2012

Dieta milagro (microrrelato para "Un cuento antes del fin del mundo")



A lo largo de esta semana Acuática, del blog "No me vengas con historias", ha decidido que hoy jueves, a las once de la noche, había que publicar en nuestros blogs un microrrelato antes de que llegue el fin del mundo. Os dejo con mi aportación a esta iniciativa. Espero que esta historia le sirva a alguien, si el mundo sigue pasado el día de mañana. 


DIETA MILAGRO 
Tras la última recaída el médico fue tajante: o le daba un cambio drástico a su dieta o su salud seguiría deteriorándose sin remedio. El consejo coincidió con el inicio de su nueva relación; desde entonces ha cambiado sus costumbres, pero su apetito carnívoro se ha desbocado. Ya no necesita cubiertos ni platos para saciar el hambre, le basta con disfrutar del cuerpo de Magdalena: pechos, vientre, clítoris, pies, boca,… Todo le deleita y le cura. En el hospital no se explican cómo los asteriscos que antes invadían sus analíticas, ahora se han convertido en unas caras amarillas sonrientes.



martes, 11 de diciembre de 2012

Todo está en tu imaginación

P.D. La foto está tomada junto al Museo del Prado
(forma parte del monumento que hay en honor a Goya)

“Antes de que vuelva papá debes recordar que nada de lo que crees haber visto o escuchado es verdad. Cariño, aquí no ha pasado nada. Todo está en tu imaginación”.  Cuando la madre se va, convencida de haber dejado las cosas claras, el niño se queda apenado recordando al vecino que acaba de irse. Le da miedo pensar qué le ha podido hacer su mamá a ese señor. Cree que no debe ser nada bueno, porque tras marcharse ella acaba de decirle las mismas palabras que le repite a él su papá cuando cada noche sale de su habitación.


martes, 4 de diciembre de 2012

Animales


Aunque esta mañana no se conocían, ahora ríen, fuman y beben como si llevaran toda la vida juntos. Los tres han tenido que engañar a sus familias para abandonar hoy sus tareas diarias en el campo, pero la oferta recibida no podía desperdiciarse. No todos los días se ganan veinte duros en unas pocas horas. 
Ahora, cuando llega el momento de comenzar el juego, siguen sin aclararse cómo repartirse los disfraces de liebre, ciervo y jabalí. Mientras deciden, entre nervios, qué animal será cada uno de ellos, dos lobos sacan brillo, con parsimonia, a los cañones de sus escopetas.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Vía crucis


Juana ha abandonado hoy su casa de la calle del Calvario, donde ha vivido durante años. Arrastra dos maletas, respira con dificultad, y tiene las lágrimas empujando para salir. Sabe que los años cada día se notan más, pero no son estos ni las maletas los que dificultan su marcha sino el peso de las deudas y el del desahucio. Ahora prefiere no pensar en ello, solo desea un sitio para descansar. Ha pensado en cobijarse bajo el Viaducto, pero aún no ha decidido si al llegar allí se quedará bajo los arcos o intentará llegar hasta la barandilla.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Sentimientos encerrados


Sus labios perfilados se contraen para dejar escapar un silbido corto que solo yo puedo escuchar. Sus ojos me traspasan suplicándome que sea yo el que vaya hacia ella. El cabello rubio y rizado se desparrama a lo largo del cuerpo semidesnudo esperando ser acariciado por fin. Las manos…, esas manos que me invitan a que me entregue a ella… ¡Piiiiiiiip! La complicidad que una noche más se ha establecido entre nosotros se rompe cuando, tras el pitido, la luz se apaga. Decido acabar lo que ya he empezado mientras busco a oscuras, su cuerpo clavado en la pared.


jueves, 15 de noviembre de 2012

Ilusiones perdidas

Para variar, os dejo con un microrrelato que no es mío, sino de Sergio Cossa. La fotografía en la que se basa el microrrelato la cedí hace un tiempo a Danik Lammá para uno de los concursos de Triple C

Es para mí una enorme satisfacción que esta imagen, que tomé hace más de tres años, haya dado origen a esta maravillosa historia, que resultó ganadora de la final mensual de dicho concurso (mes de julio).


P.D. La foto está tomada en la parada de Julián Besteiro (Metrosur)


Ilusiones perdidas
Los días de lluvia son los preferidos de Daniel Baroni. Cepilla con esmero el esmoquin roído, se viste ansioso, toma la caja de cartón con su tesoro y sale a la calle. Su cara reluce bajo el aguacero, mientras sortea figuras grises, rumbo a la estación del metro. Dentro del hall, al pie de la escalera, desenvaina la batuta descolorida y se dispone a dirigir la orquesta. Los primeros instrumentos que hace entrar son las gotas que caen en los baldes de los escalones. Sus manos llevan el compás y dan paso a las finas goteras que repican sobre la baranda metálica. Al final, entran las que suenan contra los acrílicos. Manso en algunos pasajes, en otros enérgico y vehemente, llena el lugar con música y se dibujan círculos de público a su alrededor. Cuando finaliza el concierto, su reverencia es acompañada por el aplauso burlón de los curiosos. Algunos le arrojan monedas antes de marcharse.


miércoles, 7 de noviembre de 2012

Soledad


Primero sus hijos se marcharon de casa para comenzar su vida, después una mañana su gata dejó de maullar, más tarde fue María la que un día no se levantó más y por último llegaron los sesenta y cinco. Se jubiló hace meses, pero todavía sigue con su rutina de levantarse a las siete, ducharse, desayunar y coger el metro. Siempre toma la línea 6, la circular, donde da vueltas continuas hasta la hora de comer; tras la siesta repite línea hasta la cena. No ha perdido la cabeza, solo busca atenuar ese dolor que le impregna la memoria.


jueves, 25 de octubre de 2012

Mimo

(La foto está tomada en la Plaza Mayor)


Daniela aplaudió emocionada al terminar Bob Esponja su espectáculo. A partir de ese momento el mimo aprovechaba las súplicas de los niños para vender a sus mamás un globo con el muñeco pintado. La niña se acercó y cuando Bob vio su rostro ilusionado le regaló uno. Daniela se marchó feliz al igual que la madre que, acuciada por la situación económica que vivía la familia, agradeció en silencio el detalle. En la plaza Manuel se cambió de ropa a toda prisa para llegar cuanto antes a casa. Sabía que al menos hoy, sí encontraría allí algo de felicidad.



viernes, 19 de octubre de 2012

Hablando de la patria


Esto es lo que me ha inspirado esta semana el concurso "Cuenta 140 (Tema: La patria)". Esta vez ninguno de los tres microrrelatos envidados ha llegado a ser finalista. ¿Os gusta alguno de los tres, o no hay por dónde cogerlos?


"Dejó de creer en su patria, y desertó, cuando comprendió que las banderas tenían distintos colores, pero el del dinero siempre era el mismo."


"Algo extraño ocurría cada vez que ellos nombraban la palabra patria. A la vez que sus bolsillos engordaban, nuestros estómagos se encogían." 


"Al preguntarle si amaba a su patria prefirió no mentir. Sabía que las balas del pelotón jamás romperían el vínculo con su mujer y su hijo."


lunes, 15 de octubre de 2012

Amor a primera vista

Parece que el buen tiempo va abandonando Madrid y la musa, o muso, que muy de vez en cuando me acompaña, espero que haya dejado de tomar cañas. Mientras compruebo si vuelve o no, os dejo con un microrrelato que escribí hace medio año y que tenía aparcado en el archivo de las historias que no me terminan de llenar.


Amor a primera vista
Acababa de entrar cuando, tras atravesar varias salas, vio a la mujer de sus sueños. Se hizo el remolón, pasó de largo, y tomó una posición discreta para observarla sin ser visto. Embelesado por su belleza fue acercándose y cuando casi podía tocarla sacó un cúter: “Mía o de nadie” dicen que exclamó. Casi al instante los vigilantes, alertados por los gritos, le retuvieron. Hoy, semanas después, ya no queda ningún rastro de los cortes que rodeaban el cuerpo de la víctima. Si quieres verla la encontrarás, más hermosa que nunca, luciendo en sus 77x53 cm todo su magnetismo.

P.D. El título original del microrrelato era "Amor en el museo", pero gracias a la recomendación de Miguelángel Flores he decidido cambiarlo por este otro que él me ofreció. Muchas gracias.




martes, 2 de octubre de 2012

Amores que matan


Desde hace unos días se ha vuelto un habitual en la tasca del pueblo, donde apura copa tras copa hasta emborracharse. Allí ante la incredulidad de unos, y las babas de otros, cuenta cómo una jovencita, treinta años más joven, le está haciendo sentirse hombre de nuevo. 
Al llegar a casa su mujer, que prefiere hacer como que no sabe nada, le espera con la cena caliente y la muda de mañana. En el cuarto que hay al final del pasillo su hija mastica el odio acumulado y cuenta los minutos que faltan para arrancarle de cuajo el corazón.


viernes, 21 de septiembre de 2012

Dos microrrelatos no seleccionados para el concurso semanal de Cuenta 140


El general 
Él, melómano tenaz, comprobó que con su pluma le bastaba para hacer música. Su firma lograba que una melodía de miedo recorriera el país.

¿El poder de la imaginación? 
María se despertó llorando. Al contarle a mamá lo que pasó en su cama, ésta respondió como su papá anoche: esto solo está en tu imaginación. 

(Presentados al concurso Cuenta 140. Tema: El poder). Os dejo el enlace para que podáis leer los 20 microrrelatos finalistas.


lunes, 17 de septiembre de 2012

Mala suerte (Finalista Cuenta 140)


 Mala suerte

"Solo se convenció de que su amor era del todo imposible cuando arrancó la última margarita que quedaba en su provincia"


Este microrrelato ha quedado entre los 20 finalistas de esta semana del concurso Cuenta 140 (Tema: El amor) 


lunes, 10 de septiembre de 2012

Impotentes



Tras despertarle, le lavó, le vistió, desayunaron y, tras subirle a su silla de ruedas, fueron al cementerio en el que descansaba su esposa. Allí, frente a la lápida, el padre incapaz de soportar tanta pena acumulada, sacó una nota del bolsillo y rompió a llorar. El hijo tampoco pudo evitar el reguero de baba que le caía hasta la ropa. Dos disparos rompieron la tensión del momento, después volvió la paz. 
Hoy apenas nadie habla del porqué de esas dos muertes. Los problemas afectivos del futbolista de moda copan la cuota de pena y sentimientos de las noticias.


jueves, 6 de septiembre de 2012

Amor al detalle



Le vio sentarse frente a ella y supo que era él. Observó sus labios carnosos y la boca se le hizo agua. Imaginó sus manos, grandes y fuertes, recorriendo cada milímetro de su piel. Las noches de insomnio encontrarían cobijo en su pecho, y sus ojos sensuales verían corretear a sus futuros hijos. Iba recorriendo sus piernas robustas y fue al llegar a los pies cuando el pitido de apertura de puertas unido a la visión de aquellos calcetines blancos rompió el hechizo. Se bajó con una sonrisa, segura de que el siguiente metro traería a su hombre perfecto.


lunes, 3 de septiembre de 2012

Deseos, magia y realidad



Por quinto día consecutivo fue a ver la película dispuesta a llorar de nuevo. Esperanza ansiaba un amor como aquel y no entendía por qué al final una bala perdida dejaba al protagonista agonizando en brazos de su amada. Y como las lágrimas de aquella mujer eran como suyas, a diario volvía esperando el milagro. Hasta que aquel martes, cuando ya preparaba su arsenal de pañuelos de papel, el galán sobrevivió. La película continuó y vio cómo la heroína, harta de infidelidades y vejaciones, se suicidaba. Al aparecer el nuevo “The End” maldijo para siempre la magia del cine.


P.D. La foto está tomada en la calle Conde de Romanones, junto a Concepción Jerónima


martes, 7 de agosto de 2012

Máximo castigo

Por suerte sigo de vacaciones, al igual que mi imaginación así que os dejo con un microrrelato que escribí hace un tiempo y que tenía olvidado por el ordenador. Eso sí, las 99 palabras no pueden faltar. Es lo que hay.


Sin perderla de vista ni un momento, con cara seria y ademán decidido, se acercó hacia ella con paso lento, pero seguro, ante la mirada expectante de una multitud que vociferaba como si estuviera poseída. Había llegado el momento. Al llegar a su altura comenzó el ritual que siempre seguía en estas ocasiones: la cogió, la acarició y le dijo unas palabras que solo ella pudo escuchar. Después de besarla con delicadeza la dejó en el suelo, la miró fijamente y la golpeó con todas sus fuerzas. Casi al instante un grito unánime de alegría retumbó por el estadio.


jueves, 26 de julio de 2012

La verdadera crisis

Cada vez más personas buscan comida en las basuras y la lista del paro alcanza máximos históricos, pero eso no es lo que le quita el sueño. La prima de riesgo supera los seiscientos puntos y el IVA se dispara, pero sus miedos son ahora otros. Las manifestaciones son cada vez más multitudinarias, pero él no sale de casa. Mientras que el país se rebela porque todo sigue subiendo, esa crisis no es la que a él le obsesiona. Hace una semana cumplió los cuarenta y lo único que no sube es lo que a él más le preocupa.

martes, 17 de julio de 2012

Letra pequeña



La cara amable y honrada, en la que siempre había confiado, le sonreía mientras estampaba sus huellas bajo esas letras minúsculas que no entendía y que apenas podía ver. Son esas mismas letras las que ocultan una sorpresa mayúscula que terminarán con sus cuarenta años de sacrificio y trabajo. 
La cara indolente que ahora se esconde en su oficina y la rabia de sentirse engañado, son suficientes para esperarle a la puerta del banco. Por grande que sea la condena, estará libre cien años antes de que hubiera podido recuperar el dinero que le han robado de forma preferente.
  


P.D. La foto está tomada en el Parque Tierno Galván.



lunes, 9 de julio de 2012

El poder de la imaginación


Jesús llega a casa, después de estar tres días fuera, esperando recuperar cada minuto perdido. Nada más entrar comprueba que, como de costumbre, sus hijos están a lo suyo y ni perciben su llegada. Su mujer, hastiada de lidiar con ellos, le recibe con una cara que le llega al suelo y le niega el beso de bienvenida. Él, acostumbrado a ese recibimiento, se encierra en su despacho, deja en un rincón la bolsa con los regalos y enciende el portátil. Hoy es un buen día para empezar otro de sus best-sellers en los que siempre triunfa el amor.


miércoles, 4 de julio de 2012

Profesional



Antes de marcharse al trabajo se duchaba, se afeitaba, eliminaba los pelos que le nacían en las orejas, se cortaba las uñas y se las limaba. Era necesaria una pulcritud extrema para rendir al máximo. A continuación se ponía su ropa más elegante, se echaba fijador, se hacía la raya al lado derecho y por último se masajeaba las manos. Al llegar a su puesto se enfundaba un sayo negro que le tapaba hasta los pies, y un capuchón, con dos agujeros a la altura de los ojos, del mismo color. Después tomaba el hacha y comenzaba la faena.


P.D. La foto no es mía, está tomada de la red.



miércoles, 27 de junio de 2012

De cóncavo a convexo



Al poco de conocerse Silvia y David decidieron mudarse a un apartamento casi con lo puesto. Para empezar solo necesitaron una nevera, casi siempre vacía, porque les bastaba con estar juntos para alimentarse, una televisión que era su único objeto decorativo porque siempre estaba apagada, y una cama, cuyo colchón enseguida comenzó a combarse por todo el tiempo que pasaban allí acurrucados. 
Hoy, años después, tienen la nevera repleta y la televisión apura sus últimos días de funcionamiento, pero el colchón continúa combado. Allí siguen durmiendo, intentando no hundirse, aunque la curva que dibuja ahora es justo la contraria.


P.D. En esta ocasión la foto no es mía, está tomada de la red.


miércoles, 20 de junio de 2012

Guiris


Cuando aterrizó en España su rostro se iluminó: su cóctel ansiado “sexandsun” estaba más cerca. Inmediatamente fue a la playa buscando que su piel blanquecina y sus tatuajes se aclimatasen al sol de julio. Ocho horas después regresó al hotel y decidió dejar lo del sexo para mañana. Su segundo día fue calcado al anterior. Y el tercero, y el cuarto,… Al finalizar sus vacaciones no pagó la cuenta del hotel: había desaparecido. Cuentan que desde que se esfumó, un cangrejo no autóctono, de extrañas manchas negras, recorre las playas desabrochando con sus pinzas los bikinis de las turistas. 



martes, 12 de junio de 2012

Ni de milagro


Aquella tarde regresó al cementerio entristecido, nada había cambiado. Sus hijos seguían disfrutando sus vidas como si nada, y su mujer seguía acostándose con todos sus amigos. Además, su jefe le había sustituido por un mulato, cuyas capacidades intelectuales eran inversamente proporcionales a sus encantos sexuales, su equipo había bajado a Segunda y el buzón estaba atestado de cartas con amenazas de embargo. Por eso cuando llegó al cementerio sin dudarlo se metió en su ataúd. Era mejor que Jesús siguiera gozando del privilegio de poder resucitar a los tres días. Él prefería estar muerto antes que vivir mortificado. 


P.D. La foto está tomada en la Sacramental de Santa María (Madrid). Para ver más fotos de este cementerio puedes pinchar en este enlace. y verás la entrada que sobre él hice hace un tiempo.



martes, 5 de junio de 2012

El orador



Al comenzar sus charlas un silencio expectante se impone a su alrededor, pero unos segundos después aparecen las primeras sonrisas burlonas. Quizás no le ayude mucho ese traje raído, que le queda dos tallas grande, ni sus barbas a lo Valle-Inclán. Cuando termina su perorata ya nadie aplaude ni le aguardan para que les amplíe detalles sobre lo contado. Se esfumaron aquellos años en los que sus alumnos se peleaban por estar en primera fila para escucharle. Hoy tumbado en un banco de la plaza, apura un cartón de vino esperando a que la inspiración le asalte de nuevo.


viernes, 25 de mayo de 2012

El maniquí



Era tan tímido que con 31 años nunca había besado a una chica. Al llegar Internet, y gracias al anonimato que le proporcionaba, conoció y se enamoró de la mujer que le cambiaría la vida. Su peinado y su vestimenta mejoraron, le hizo un experto en música clásica y cine independiente, le asoció al equipo antes odiado y le indicó á quién votar en las elecciones. Hoy es más guapo, moderno y culto, los suyos nunca pierden ni en fútbol ni en política y trabaja en una boutique. En el escaparate luce como nadie los modelos nuevos de temporada.



jueves, 17 de mayo de 2012

El negocio del amor



Al despertar vio con alegría que ella seguía allí dormida. Nunca había creído en las relaciones en las que el dinero estaba por medio, pero esta vez había sido distinto. Se vistió y se sentó en la cama sin saber si debía despertarla. La olió, la besó en la mejilla y decidió dejarle una tarjeta suya con estas palabras: “que la próxima vez no sea el dinero el que nos una”. Dejó los 200€ en la mesilla y se marchó. Esa mañana retiró todos sus anuncios de las secciones de contactos. Desde entonces espera, como un quinceañero, su llamada.

P.D. La foto está tomada en el Parque de la Fuente del Berro (Madrid). el que quiera saber más sobre este parque pueda pinchar en este enlace.



lunes, 7 de mayo de 2012

Extranjero



Aunque han pasado muchos años, hay cosas que el tiempo no cambia. Sí lo ha hecho el equipaje que le acompaña: cuando llegó a ese país en el que no entendía ni los buenos días llevaba dos bolsas, y hoy vuelve con varias maletas. También se ha transformado su barrio de siempre: los bares de antaño ahora son locales de comida rápida, la churrería una tienda de chinos y el ultramarinos un sex-shop. Pero lo que no ha cambiado es lo que más le duele. Veinte años después vuelve a sentirse extranjero, pero esta vez en su propio país.



P.D. Aunque no tiene relación con este microrrelato, la foto está tomada de esta entrada de mi otro blog sobre los fotógrafos minuteros.



jueves, 3 de mayo de 2012

Juguetes

La foto está tomada en la Plaza del Carmen (Madrid). En el mural puede leerse una frase de Enrique Tierno: "La paz no se consigue sin esfuerzo. si quieres la paz, trabaja por la paz"

Se entrenaban para estar muertos. Eso era lo que pensaba al observar cómo aquellos muchachos se instruían para entrar en combate. Desde la ventana de mi cuarto les veía vociferar al unísono lemas patrióticos y canciones bélicas mientras preparaban sus fusiles. Era la única forma que conocían de espantar al miedo.
Habría querido gritarles, y decirles que estaban siendo utilizados, pero el pánico me lo impedía. Mientras mi conciencia se despertaba, mi padre bostezaba. Su única preocupación era sacar lustre a las decenas de medallas que lucía en el pecho y pensar dónde podía hacerle hueco a una nueva.



lunes, 30 de abril de 2012

Microrrelatos ganadores del concurso "En 99 palabras"

 

ALICIA (Ganador del concurso)
Autor: Santiago Eximeno.

Este es mi regalo, abuelo. Ábrelo. Deja que te ayude si no puedes. ¿A que es bonito? Un pequeño cuaderno de princesas con cien hojas de colores. Mira, puedes arrancarlas, así. ¿Lo ves? En cada hoja he escrito una palabra. Cama, mesa, silla, armario, lámpara, espejo, baño. Todo lo que tienes aquí, en tu cuarto, en la residencia. Mira, las hojas son adhesivas. Ahora te ayudaré a pegarlas todas. Todas menos una, la que he prendido a mi vestido nuevo. Mira, he escrito en ella Alicia. Así no tendrás que improvisar más excusas cuando no logres recordar mi nombre.




La sirena (Segundo puesto)
Autora: Fortunata Pérez de la Ossa


Al atardecer, iba a pescar con mi padre. Caminábamos hasta una zona de rocas, él  arriba, y yo  abajo. Me gustaba ver los círculos concéntricos en el agua y las sombras de los peces nadando. 
Fue una noche  de luna nueva; un pez volador emergió del mar agitando las alas, cientos de gotas se esparcieron por el aire, de ellas brotaron mariposas doradas que subieron hasta el cielo. Quise volar tras ellas.
Esa noche mi padre me llevó en brazos envuelta en una manta. 
—Mirad, traigo una sirena —dijo.
Y fue verdad, nunca más supe caminar sobre la tierra.




La presa (Tercer puesto)
Autor: Miguelángel Flores

Al principio siempre se lo toman a broma, y cuando ven que va en serio, ya no pueden hacer nada. Mi madre los trata muy bien y, mientras beben, les habla con mucho cariño. Nosotros, debajo de la mesa, no aguantamos la risa cuando se empiezan a quedar como tontos. Y les pellizcamos las piernas al ver que ya no pueden moverlas. Me gustan esos días, son divertidos. Me chiflan sus caras cuando despiertan, y quemar la ropa. Pero, sobre todo, que mamá nos guarde a los más pequeños las orejas, y que las fría mucho para que crujan.



La intimidad correcta (Cuarto puesto)
Autor: Manuel Rebollar Barro

Esperas  a que se haga más de noche, ya sabes cómo es el vecindario y lo que dirían si te vieran salir a estas horas. Ya está,  es el momento, ya no hay luces que puedan delatarte. Aprovechas la oscuridad y avanzas por el callejón hasta llegar al garito que, oculto, te espera. Saludas al portero, entras y  vas al baño de caballeros. Cierras con pestillo. Ahí está. Notas la excitación, palpas el bulto de tu pantalón. Lo sacas, le quitas el capuchón y gimes de placer cuando, sobre la puerta, marcas con bolígrafo rojo las faltas de ortografía.



El pozo del deseo  (Quinto puesto compartido)
Autor:  Javier Ximens 

      Sacar el cuerpo del pozo le costaría poco esfuerzo. En silencio oprimido, el viejo Tiburcio tejió una red con atillos de esparto, como la que hacía para resguardar en el redil a las indefensas ovejas del ataque de los lobos despiadados. En presencia del señor Juez, de la Guardia Civil y de su joven mujer —que con lágrimas deshilachadas y manos trémulas estrujaba el mandil en un rincón del patio—, colocó el aparejo alrededor del cadáver del señorito Andrés, que flotaba en el agua. Enhebrada la cuerda a la polea, lo extrajo.
      Arrojarlo le había costado mucho más. 




Oleaje (Quinto puesto compartido)
Autor: Agustín Martínez Valderrama


La  mar va y viene, viene y va, como el coño de la Bernarda. La mar, la puta mar, se contonea y gime como el fuelle oxidado de un viejo colchón. Luis toca el piano desnudo frente a la ventana y espera que una ola iracunda, salvaje, lo engulla y arrastre al fondo. Pégate un tiro o vete a vivir a un camping, dice la canción. Pero Luis nunca fue hombre de mar, de dormir al raso. Hay, ya se dijo, mares que vienen y van, mujeres que lloran, coños que huelen a salitre, pianistas que flotan. Y así.


Todos los dibujos están realizados por Juanlu. Aquí tenéis el enlace a su blog para los que no le conozcáis.


viernes, 27 de abril de 2012

Sin conexión



Acabó de cenar, y nada más sentarse en el sofá comenzó todo. Primero falló la conexión a Internet y después la pantalla de su portátil se quedó negra. Quiso encender la televisión pero las pilas del mando habían dicho basta. Repasó los libros de su biblioteca y vio que ya los había leído todos. Se fue al dormitorio y buscó como un poseso la radio pero no apareció. Fue entonces cuando le entró el pánico: ¿qué haría ahora? Entró aterrado al salón, se sentó y con una voz apenas audible dijo: “¿Qué tal te ha ido el día cariño?


P.D. La foto está tomada junto a la Plaza del Conde de Miranda (Madrid)

jueves, 19 de abril de 2012

Para siempre


Alicia nunca ha podido olvidar aquella mañana cuando, tras escuchar casualmente una conversación telefónica de su prometido, decidió que nadie se casaría con ella por pena y rompió con todo. Con el tiempo supo que Julio se casó y tuvo tres hijos, pero ella nunca encontró quien le hiciera reír y llorar sin motivo aparente. Su corazón permaneció seco hasta que la semana pasada el teléfono sonó y Alicia, tras escuchar aquella voz, se estremeció y rompió a llorar. Hoy, de nuevo juntos, saben que si para Gardel veinte años no son nada, para ellos sesenta son una minucia.

jueves, 12 de abril de 2012

Suplicante


En el colegio el profesor fue incapaz de aprenderse su nombre. Trabajaba de funcionario en un despacho que no visitaba nadie y realizaba unas tareas que nunca supo para qué servían. No se casó, no tuvo hijos, ni amistades con las que amenizar sus muchos ratos libres. Un día decidió no declarar más a Hacienda; después dejó de pagar luz, agua, teléfono, gas,… No pasó nada. Una tarde su paciencia se desbordó, salió a la calle y soltó un grito desgarrador: “¡Estoy aquí!” Al instante escuchó un trueno. No pudo completar su sonrisa: un rayo le partió en dos.

P.D. En esta ocasión la fotografía que acompaña al microrrelato no es mía, está tomada de Internet.

lunes, 9 de abril de 2012

Primer Concurso "En 99 palabras": comienzan las votaciones


¡Al fin, llegó el momento! Después de estos días en los que habéis estado mandando vuestros microrrelatos para el concurso, hoy comienza la segunda fase. Hasta ahora para mí el concurso ha sido todo un éxito, no solo por la cantidad de premios que se han ido acumulando para los ganadores sino por el número de micros recibidos así que espero que esta segunda parte en la que os toca votar siga por el mismo camino. 

Debido a que el número de microrrelatos recibidos ha sido mayor del esperado, he decidido que en vez de 12 días sean 21 loas que tengáis para leer los micros y votar, es decir, tenéis hasta el 29 de abril para mandar vuestros votos a: en99palabras@gmail.com. Os recuerdo que tenéis que hacerlo a los cinco mejores de forma que a vuestro micro favorito le deis 5 puntos, al segundo 4 ptos, al tercero 3 puntos, al cuarto 2 ptos y al quinto 1 punto.

En total son 150 microrrelatos los que forman parte del concurso, por lo que en mi opinión lo ideal será ir eliminado en una primera lectura aquellos que seguro no son de tu agrado, para quedarte con un número más reducido y ahí ir haciendo nuevas cribas. Aunque lógicamente esto queda a criterio de cada uno. Pues nada, a lo largo de la tarde os iré mandando un correo a todos los participantes en el que tendréis todos los micros recibidos, numerados según orden de llegada, y después en el blog del concurso iré publicando durante esta semana todos los micros para que aquellos que no hayan participado en el concurso puedan disfrutar de ellos.


viernes, 30 de marzo de 2012

Lista actualizada de premios del concurso "En 99 palabras"



Ayer este blog se unió al silencio mayoritario que hubo en la red, pero hoy vuelvo a la carga, no con un mcirorrelato, sino con algo de publicidad para el concurso "En 99 palabras". Y lo hago para presentaros la lista actualizada de premios del concurso. Por ahora ya van unos cuarenta libros y cuatro ilustraciones, y asún quedan más sorpresas preparadas. El ñultimo libro que ha entrado a formar parte del concurso ha sido la antología de relatos "Viena", por cortesía de Paloma Hidalgouna de sus escritoras  (a la derecha de la foto). 
Podéis ver más información sobre este punto en esta entrada del blog del concurso.  
http://concursoen99palabras.blogspot.com.es/2012/03/la-antologia-de-relatos-viena-se-une.html



LISTA ACTUALIZADA DE PREMIOS
(y os aseguro que aún quedan alguna sorpresa más)

-10 libros de relatos por cortesía de la Editorial Baile del Sol
- 5 ejemplares de "En 99 palabras" de Miguel Molina (organizador del concurso)
- 1 ejemplar de "Discordancias" de Elena Casero, por cortesía de la Editorial Talentura
- 3 ejemplares de "Zoom" de Manuespada, cedidos por su autor. 
- 1 ejemplar de "Sueños enlatados" de Natalia Viana "Tali", cedido por su autora. 
- 2 ejemplares de "Los jardines secretos" de varios autores, cedido por Xavier Blanco, uno de los autores que forman parte del libro. 
- 5 ilustraciones de Sara Lew del blog "Microrrelatos Ilustrados", cedidos por su autora. 
- 5 ejemplares de "La saliva del tigre" de Pablo Gonz, cedido por su autor. 
- 1 ejemplar de "Pesadilla y otras movidas" de Alberto Arias, cedido por su autor. 
- 1 ejemplar de "Vidas elevadas" de Miguel Baquero, por cortesía de la Editorial Talentura.
- 1 ejemplar de "Estampaciones" de Alena Collar, por cortesía de la Editorial Talentura
- 9 libros de relatos por cortesía de Trama Editorial
- 1 ejemplar de "Viena", antología de relatos de varios autores, cedido por Paloma Hidalgo, una de las autoras que forman parte del libro.




Os recuerdo que está a punto de finalizar el plazo para presentar vuestro microrrelato al concurso. Tenéis hasta el día 4 de abril, así que ya sabéis:
2. Escribe un microrrelato, de tema libre, con 99 palabras exactas, sin contar el título.
3. Manda tu microrrelato a: en99palabras@gmail.com.
4. Vota tus cinco microrrelatos favoritos.


            Organizador del concurso: Miguel Molina 



Creadora del logo: Clara Varela "Clarulina" 




Editoriales colaboradoras 


Baile del Sol



miércoles, 21 de marzo de 2012

Casi un pájaro



Siempre le fascinó ver volar a los pájaros, por eso cada diciembre escribía la misma carta: “Queridos Reyes Magos, deseo tener alas”. Pero o no le entendían o no querían escucharle, y los años pasaron, los Reyes no volvieron y su sueño se esfumó. Ayer al levantarse se sintió extraño. Al tocarse la espalda notó algo suave y descubrió dos hermosas alas. Agitó los brazos y se movieron. Subió a la azotea, volvió a batirlas, se asomó al vacío y dio media vuelta. Ya sabía qué se sentía al tener alas; la sensación de volar quedaría para otra ocasión.


P.D. En esta ocasión la imagen que acompaña al microrrelato no es mía, sino de Sara Lew, escritora e ilustradora, y responsable del blog "Microrrelatos ilustrados". Sara ha tenido el detalle de ceder cinco de sus ilustraciones para los ganadores del concurso "En 99 palabras", y la ilustración que acompaña esta entrada es la que le corresponderá al ganador. 
Si eres uno de los que aún no conoce de qué va el concurso, aquí te dejo las bases:
http://concursoen99palabras.blogspot.com/2012/03/primer-concurso-de-microrrelatos-en.html



lunes, 12 de marzo de 2012

A los cuatro vientos


Daniel siempre ocultó su amor, su fama de tipo duro y el qué dirán podían más que los sentimientos. Cuando Julián decidió abandonarle, cansado de los desprecios y de ser siempre ridiculizado ante todos, Daniel le prometió hacer pública su relación. Finalmente reculó. Apenado y deprimido Julián encontró el consuelo final en varias cajas de somníferos. Entonces Daniel decidió dar el paso: se puso su traje de la Bripac y fue hasta el Viaducto donde más que un paso dio un salto, pero esta vez sin paracaídas. Una carta en un bolsillo consiguió que todo Madrid conociera su historia.


P.D. Con todo el jaleo del concurso no tengo ni tiempo para escribir, así que he tenido que tirar de historias que tenía aparcadas desde hacía tiempo. Por suerte el concurso, que ya tiene una semana de vida, no puede ir mejor. Aquí os dejo el enlace a las bases del concurso donde podéis ver, ya actualizados con las últimas donaciones, los premios.

Os doy las gracias a todos los que estáis colaborando, de una manera u otra, en él. Ya queda menos para el 4 de abril.

lunes, 5 de marzo de 2012

Primera edición del concurso "En 99 palabras"



Pues como ya anuncié el jueves pasado, para celebrar que mi blog En 99 palabras ha cumplido su segundo año, he decidido realizar un concurso de microrrelatos al que está todo el mundo que quiera invitado. Os dejo un enlace a las normas del concurso que están en un blog especialmente creado para la ocasión. Dichas normas están inspiradas en las que propuso Torcuato en el concurso El Microrrelatista, celebrado el año pasado. Con el poco tiempo que tengo no sé cómo me he metido en este lío, así que os invito a que paséis por el otro blog, a que leáis las normas y sobre todo a que participéis. 



Para conseguir que el concurso tenga el mayor número de participantes posible os pido que le deis la mayor difusión posible anunciándolo, si os apetece, en vuestros blogs, facebook, twitter, o de la forma que deseéis. Os adelanto que el concurso ya tiene su propio logo así como los premios que recibirán los ganadores, aunque casi que eso no os lo cuento ahora. Mejor visitad el otro blog y allí lo veréis. 

Blog del concurso 

jueves, 1 de marzo de 2012

En 99 palabras cumple dos años



He estado tan liado todo el día que ni tan siquiera he tenido tiempo de hacer una entrada para celebrar que este blog cumple hoy dos años. 

Durante este tiempo he escrito unos doscientos microrrelatos y prácticamente todos siguen cumpliendo a rajatabla la condición, que yo mismo me puse cuando creé el blog, de estar escritos en 99 palabras. Sigo sin saber hasta cuando durará esta manía de escribir así, porque sé que es una forma de autolimitarme, pero por ahora he llegado hasta aquí. 

Para celebrar este segundo aniversario he decidido organizar un concurso de microrrelatos, en el que habrá hasta premios materiales, del que estoy ultimando los últimos detalles. El próximo lunes pondré aquí las bases y espero que entonces os animéis a difundirlo y a participar en él. 

Gracias por seguir ahí. Un abrazo para todos los que me leéis. Os espero por aquí el lunes.

martes, 28 de febrero de 2012

Distanciados




Ella encendió el tocadiscos y sentada en la cama comenzó a desnudarse. Él se acomodó y se limitó a mirar.
Ella fue desvistiéndose sin prisa; primero la chaqueta, luego la blusa y después la falda. Él no quiso perder tiempo y fue bajándose la bragueta. 
Mientras tarareaba una canción, ella se quitó el sujetador y el tanga. Él se acariciaba y solo era capaz de escuchar a su corazón desbocado. 
Cuando ella se desnudó por completo apagó la luz, corrió las cortinas y bajó la persiana. Él se subió la cremallera y entre maldiciones arrojó los prismáticos al suelo.

lunes, 20 de febrero de 2012

Una vida de libro (el micro de la quedada del sábado)



Ansioso por salir, su madre dio a luz en la Biblioteca Nacional. Al crecer rodeado de novelas, revistas, manuscritos, e incunables, sus primeros recuerdos siempre los asoció al olor del papel y de la tinta. Con dieciséis años comenzó a trabajar en la Cuesta de Moyano, después estudió Biblioteconomía e incluso escribió varios libros. Tras conocer a Lolita en la Feria del Libro se mudaron a vivir juntos a la calle Libreros. Allí falleció ayer abrazado a un facsímil de El Quijote; justo a esa hora el telediario anunciaba que el libro electrónico superaba en ventas al de papel.


P.D. Este fue el micro "tuneado" que leí en la Segunda Macroquedada Microrrelatista. Le tocó a Arte Pun.  


lunes, 13 de febrero de 2012

La vida en dos rayas



Conchi y Javier eran envidiados por todos. Llevaban cinco años casados, se querían, vivían en una zona lujosa, tenían trabajos inmejorables y amigos de los de verdad. Sin embargo nadie conocía su secreto: buscaban como obsesos una raya para poder ser plenamente felices. Desde hacía tiempo, la necesidad de encontrarla dificultaba sus relaciones y les creaba un vacío que les iba separando. Mes tras mes esperaban el ansiado día en el que repetían el ritual: Conchi, recién levantada, entraba al baño y Javier esperaba nervioso. La expectación acababa cuando ella salía desencajada y sin haber visto la segunda raya.


jueves, 9 de febrero de 2012

Calvario



Aquel cuerpo fofo y velludo, que me perseguía con lascivia, era el mismo que entraba en éxtasis cuando se arrodillaba para rezar. Sus dedos huesudos que fotografiaban mi cuerpo desnudo, aún por madurar, eran los mismos que hojeaban las páginas amarillentas de la Biblia. Aquellas manos sudorosas que cada noche recorrían cada centímetro de mi piel aterrada, eran las mismas que después me ofrecían la hostia para limpiar mis culpas. Mi cuerpo, mis dedos, mis manos, que antes pedían perdón por sentirse sucios, aunque eran inocentes, hoy rebosan alegría al verlo tirado como un perro, porque se saben culpables.


P.D. La foto está tomada por la zona de Embajadores.

lunes, 6 de febrero de 2012

La cuesta



Las dos hipotecas, la letra del coche, el teléfono fijo, el móvil, el colegio de Saúl, la luz, el gas, el agua, la cola del paro... Todo esto dejó de importarle cuando los niños de San Ildefonso sacaron las bolas del sorteo del Niño. Comparó los cinco números con los de su décimo y supo que era el momento tantas veces soñado. La cuesta de enero, por primera vez en mucho tiempo, dejó de tener importancia para él. Decidió que esta vez la tomaría hacia abajo, eligió la pendiente más empinada que encontró y se lanzó. Ayer le enterramos.

lunes, 30 de enero de 2012

Fe


Aún no llevaban el año juntos, cuando ella comenzó a percibir síntomas de que algo no iba bien. Primero fue la falta de comunicación, después comprobar el desinterés que él mostraba por todo y esa sensación extraña cuando la miraba como si fuera a traspasarla. Luego llegaron los golpes incontrolados y repetitivos y por último, su rigidez ante sus abrazos. Aunque sus amigas la compadecen y a veces se le escapa alguna lágrima, no tiene tiempo para lamentaciones y sólo piensa en él. Quizás nunca lleguen a entenderse pero mientras exista una remota posibilidad seguirá peleando por su hijo.


viernes, 27 de enero de 2012

Dos antologías de microrrelatos se acuerdan de "En 99 palabras"




Acabo la semana con un poco de autobombo, que de vez en cuando tampoco está mal. Aprovecho esta entrada para comentaros que acabo de enterarme de que el escritor mexicano José Manuel Ortiz Soto ha elegido uno de mis microrrelatos "Los pecados del viajero" (pag. 79) para formar parte de la antología titulada "De viaje" en la que aparecen 117 autores, con sus respectivos micros, acompañados de los dibujos de Juanlu.
Pincha aquí para leer "De viaje" 


Esta alegría se suma a la que recibí hace unos días cuando la revista Internacional Microcuentista también publicó otro microrrelato mío, en este caso era "Recuerdos de la feria" (pág. 59), en la antología titulada "Grandes Microrrelatos 2011"
Pincha aquí para leer "Grandes Microrrelatos 2011" 


Aunque la mayoría de los que visitáis el blog conocéis de sobra estas dos recopilaciones de microrrelatos os dejo el enlace a ambas para aquellos que estáis menos metidos en todo este mundillo.


lunes, 23 de enero de 2012

Semillas muertas


Lo intentaba cada primavera, ignorando las burlas conyugales, pero había perdido su mano con las flores, nunca conseguía hacerlas brotar. Quizás las risas de Antonio desaparecerían si intuyera que, siendo muy joven, Ana trabajó en un cortijo donde se enamoró de las plantas y del propietario. El gesto se le torcería al descubrir que cuando consiguió que tanto las plantas como su vientre florecieran, fue despedida. Las risas se volverían lágrimas si supiera que la obligaron a perder su fruto en condiciones humillantes. Y se transformarían en odio si conociera que ni el jardín ni ella germinarían nunca más.


P.D. La foto está tomada por la zona de Malasaña.

lunes, 16 de enero de 2012

De cartón piedra



Cada noche, mientras Madrid dormía, soñaba que aquel cuerpo perfecto era sólo suyo. No le importaba parecer extravagante o inadaptado, estaba harto de su vida aburrida. A diario disfrutaba viéndola a través del escaparate, entre carteles de rebajas, comprobando lo bien que le sentaba cualquier modelo. Anhelaba besarla y bailar con ella una canción de Serrat. Por eso, aunque sospechaba el revuelo que se armaría, abandonó su estatismo y lanzó aquel pedrusco contra el cristal. No pudo ni tocarla, al instante se lo llevaron. Desde entonces espera, acumulando polvo en un almacén, que cualquier día ella venga por él.


P.D. La foto está tomada en la plaza de Jacinto Benavente.