viernes, 21 de julio de 2017

Soledad infinita

Esta es mi propuesta para los viernes creativos del Bic naranja. Hoy había que basarse en esta foto de Geir Mosed. 


Despierto con una mujer desconocida. No recuerdo su nombre, ni cómo habla, tampoco cómo llegó a mi casa. Ansío que se marche para estar solo y volver a ahogarme con la inmensidad que hace meses dejaste en mi cama. Me agobian las estanterías medio vacías de libros y discos. Me duele oír cómo mi ropa retumba en los cajones. Me irrita ver la radio anclada siempre en el mismo dial y el mando del televisor en mi lado del sofá. Me desgarra ese vacío que corroe mi mente. Esa soledad infinita que ha conseguido que hoy vuelva a escribir.


jueves, 20 de julio de 2017

Regalo marido...


Regalo marido, treinta años, español 100%. Moreno, de abundante pelo moreno, excepto en la cabeza. Tamaño mediano, aunque él se cree más alto. Criado en ambiente familiar, es muy juguetón, cariñoso, obediente y manejable. Padres con buena posición económica. Se entrega lavado y afeitado. Tiene todas las vacunas y análisis de sangre realizado recientemente. Busco familia paciente que sepa divertirse con sus charlas interminables sobre fútbol y toros. Se regala por no poder atender ya que nuestro perro acaba de tener cuatro cachorros. Se envía a toda España, en menos de 24 horas, incluso al extranjero. Urge. Abstenerse curiosas.

miércoles, 12 de julio de 2017

El verdugo


Estaba cansado de oír que el padre de Antoñito era especialista en distribución de documentos, el de Vicentón técnico en mantenimiento de vía pública y el de Andresín en logística aplicada a la energía combustible. Estaba harto de que se mofasen cuando contaba que su padre no trabajaba y en casa pasaban hambre. Al triunfar el pronunciamiento militar las risas pararon y aparecieron las acusaciones de apropiaciones indebidas, relaciones impropias y desvío de fondos. Desde entonces no hubo correo, las calles se llenaron de basura y la gasolinera cerró. No le importó; su padre fue nombrado administrador de justicia.

lunes, 3 de julio de 2017

Trasto


Desde hace tiempo vaga por casa como un fantasma y su familia ya le considera un adorno más dentro del conjunto de muebles y enseres. Se ha enterado de que se mudaban esta mañana cuando los operarios, tras cargar con libros, ropa y vajilla, han ido a por él. Se ha agachado, le han doblado hacia delante, después otro doblez y por último le han envuelto con plástico de burbujas. Él solo ha dado facilidades. No le ha importado que le hayan metido en una de esas cajas que acaba en el trastero, y jamás vuelve a abrirse.